Blog

11 Julio 2017

"Queremos ayudar, la vida nos exige hacerlo"

Natalia Enseñat y Belén Camps explican las razones que les han llevado poner en marcha el proyecto Ocean Dream

Image

“¿Quién no ha soñado alguna vez con añadir a su palmarés vital la experiencia de una travesía atlántica? En el caso de las cinco mujeres que forman el proyecto Ocean Dream, ese sueño se transforma, además, en un desafío personal, casi en una necesidad. Todas ellas han pasado un cáncer y saben lo que es navegar contra el viento. Se sienten fuertes, afortunadas por su recuperación y en deuda con otras mujeres que están pasando por la enfermedad y requieren su aliento.

“Queremos ayudar, la vida nos exige hacerlo, y por ello nos hemos embarcado en este proyecto que pretende ser un canto a la vida, una reivindicación de la fortaleza de las mujeres y una plataforma capaz de canalizar la solidaridad de los ciudadanos hacia entidades comprometidas con los enfermos de cáncer”, explica Natalia Enseñat, líder y project manager de Ocean Dream.

La tripulación del proyecto, constituida por mujeres que hayan vencido al cáncer, va a recorrer a vela la distancia que separa las islas de Mallorca y Martinica con escalas en Lanzarote y Cabo Verde, 4.000 millas náuticas al precio de 10 euros por milla a través de un crowfunding  que, una vez sufragados los costes de la travesía, se destinarán íntegramente a la investigación contra el cáncer.  

El objetivo es completar la tripulación a lo largo del próximo mes de agosto. Natalia, que fue sometida a una mastectomía por un cáncer de mama y se encuentra en fase de remisión de la enfermedad, cuenta ya con una socia, Belén Camps, que superó un linfoma de Hodgkin hace diez años y se ha comprometido a “dar el salto” de Lanzarote a Martinica. El resto del equipo lo formarán otras mujeres que presenten su candidatura a través de la oceandream2017.com, donde también se indica cómo colaborar en la campaña a título personal o mediante patrocinio de empresa. La Fundación Eserp ha sido la primera entidad en unirse al proyecto con la compra de 900 millas.

“Estamos abrumadas con la acogida que está teniendo el proyecto. A los pocos días de haberlo puesto en marcha ya teníamos mensajes de mujeres que querían unirse a la tripulación. Pensábamos que sería difícil completar el equipo y ahora resulta que no tenemos sitio suficiente a bordo”, asegura Natalia Enseñat.

La travesía zarpará del Real Club Náutico de Palma, que colabora en el proyecto con apoyo logístico y organizativo, el próximo mes de noviembre. La embarcación elegida para el desafío es el Sargantal, del armador Cesar Enríquez, un velero de 16 metros construido en aluminio y totalmente equipado para navegación de altura.

“Nuestro objetivo –remarca Natalia Enseñat– es que la plataforma que estamos creando permita recaudar fondos para la investigación del cáncer. Una parte del presupuesto se destinará a sufragar los gastos de la travesía. A partir de ahí la solidaridad de los participantes podrá ser infinita. Nuestra travesía tiene 4.000 millas, pero la colaboración en la lucha contra el cáncer carece de límites”.

La experiencia de Natalia y Belén con el cáncer las ha hecho reflexionar “de manera muy profunda” sobre a qué asociación, “entre las muchas y buenas existentes en España”, querían destinar los fondos de Ocean Dream.

“Hemos elegido a Cris Cáncer, una entidad que investiga la cura de esta enfermedad y con la que nos sentimos plenamente identificadas. En su página web criscancer.org se puede ver la importante labor que lleva a cabo”, señalá Belén Camps.

Contenido patrocinado por

Image

Blog

Image

29 Noviembre 2017

Calma total

Image

05 Noviembre 2017

Primeras millas

Image

04 Noviembre 2017

¡Zarpamos!